top of page
Ancla 1
Ancla 4
Ancla 3
Ancla 2
LA CAJA NO SE TOCA CARTEL.jpg

LA CAJA NO SE TOCA es un montaje  teatral para público familiar orientado principalmente a los más pequeños, pero donde los mayores también van a divertirse y disfrutar.

 

Nos encontramos en el interior de  un circo que en otro tiempo recorrió el mundo entero con sus espectáculos pero ahora vive horas bajas. Todos los artistas se han ido marchando dadas las condiciones de trabajo y la mala relación con el director del mismo, Francesco Royal. Francesco se encuentra solo, nada mas que una acróbata, Cindy, queda ya a su lado y ella también piensa marcharse. Sin embargo, la sorpresa aparece por la puerta en forma de dos estrafalarios personajes que van a dar la vuelta al destino de este circo, Son Noa y Tommy: sus locuras, su atrevimiento y su buena voluntad volverán  a hacer brillar de nuevo al gran Circo Royal.

 

 

TEATRO LORCA, partiendo de algunos de los personajes de su anterior montaje “Gran circo, Cuento de una pequeña compañía” realiza un nuevo trabajo con semejantes referentes estéticos y narrativos: el mundo del circo, de la sorpresa. En este universo, la energía de unos personajes originales extraordinariamente atractivos para el público infantil,  arreglando sus problemas de las maneras más estrafalarias, arrastrará a todo el mundo a lo largo de la sorprendente aventura. El contacto con el público y la utilización de recursos escénicos muy variados como marionetas, sombras, música etc. contribuye a dar fuerza narrativa y visual a la obra. 

cartel eqb.jpg

Y esto... ¿quién lo barre?

Una pieza de microteatro con tres personajes,  de aproximadamente 25 minutos, para espacios no convencionales. Comedia sorprendente estrenada en julio de 2019.

Y esto... ¿quién lo barre? es una irónica pieza de  Teatro Lorca que se burla del abuso de las nuevas tecnologías, la precariedad laboral, el concepto de arte y el postureo cultural.

Cyrano y la luna.

Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac es una persona real de la Francia del Siglo XVII cuya peripecia vital dio pie al personaje de leyenda que todos conocemos. Militar, filósofo, científico, poeta, dramaturgo y, sobre todo, espíritu libre.

Dos siglos después, Cyrano de Bergerac se convierte en personaje a través de la obra de Edmond Rostand, tomando un idealizado barniz poético de aires románticos tras el que se oculta parte de la particular  personalidad de nuestro protagonista.

TEATRO LORCA teje con hilos del mito romántico y de la historia real de Cyrano, una obra completamente original, que conserva del texto clásico apenas algunos elementos para fundirlos con nuevas peripecias que dan otros matices a la acción y el contenido.

Nuestro Cyrano, el de la luna, no es ya un brioso espadachín, no es su nariz su carta de presentación. Es una fuerza -truncada ya- de la naturaleza. Un hombre amarrado a fuertes convicciones humanísticas, al conocimiento, al arte y a la razón, pero también herido por el certero disparo del amor imposible. Con él, ofrecemos al público una historia que se desarrolla en un ambiente más allá de una época y un lugar concretos, para acercarlo de esta forma a todos los espíritus libres que son, han sido y serán protagonistas de las reflexiones, las pasiones y las emociones universales que se desatan en esta narración.

Nuestro DOM JUAN tiene la arrogancia, la temeridad, la amoralidad, la capacidad de seducción de cualquier Don Juan, pero además tiene la fuerza teatral, el humor y el ingenio que sólo un grande de la escena como MOLIÈRE sabe dar a sus criaturas. Nos presenta un canalla embaucador, entregado a la causa del placer propio sin atención al dolor ajeno, a la burla de normas, instituciones y costumbres, a la acumulación vana de conquistas amorosas sin amor, de proezas sin sentido, de desafíos a lo establecido que no tienen más premio que la emoción del riesgo.

 

Detrás de él, siempre su sirviente: SGANARELLE, que para nosotros es no sólo un simpático personaje cómico, sino el verdadero eje del conflicto: se rompe a cada paso de su amo, se debate entre la fidelidad a su señor y la fidelidad a su moral, vive en el miedo a la venganza de los burlados y a la venganza del cielo, el cielo…

Para redondear la puesta en escena, TEATRO LORCA cuenta esta vez con la colaboración de María Santos, que aporta su talento musical y su extraordinaria voz para poner banda sonora a las desdichas del pobre Sganarelle y a las aventuras de nuestro Juan

Ancla 5
CARTEL ARBOL_edited_edited.jpg

ÁRBOL

Serafín Olmos tiene un árbol, pero llega la primavera y ese árbol debería haber empezado ya a retoñar. No sabe qué le puede pasar. Anastasia y Beki aparecen en escena: son los dos impactantes personajes que pretenden quitar ese árbol de ahí mediante argucias entre inocentes, hilarantes, surrealistas e imposibles. Intentarán hacerse pasar por marcianas, por científicas creadoras de  extrañas chucherías, van a fingir ser aficionadas al parkour a ritmo de hip hop, van a inventarse idiomas incomprensibles y no sé cuantas cosas más. Pese a todo este despliegue de estrategias a cual más peculiar, es difícil lograr su objetivo: el árbol está defendido  por su tenaz dueño, han vivido juntos una larga historia hasta llegar a ser lo que son y  para Serafín, ese árbol tiene un valor incalculable. A lo largo de la obra vamos descubriendo, locura tras locura de las protagonistas, una emotiva y larga biografía común entre Serafín y ese enfermo árbol, o mejor,  entre todos los árboles del mundo y todas las personas que poblamos nuestro planeta. 

bottom of page